Videojuegos, tecnologia y mucho mas

El modo de jugar y la oportunidad perdida

El modo de jugar y la oportunidad perdida

ago 20, 2013

Hace pocos días me prestaron Skyrim, uno de los juegos que tenía muchas ganas de jugar, pero que, por una cosa u otra, no había podido jugar. Soy un amante del RPG occidental, de sus mundos abiertos y sobre todo de su “libertad” para elegir que hacer y cómo hacerlo, aun cuando siempre termino haciendo un personaje bueno. Así que, antes de empezar a jugar, decidí que esta vez me crearía un personaje malo y me dedicaría a regalar maldad por todo el mundo, misión fallida.

A los pocos minutos de estar jugando, me doy cuenta que estoy siendo bueno, ayudando a la gente y evitando hacer cosas que estén mal, me da dolor hacer una misión donde debo matar a un gigante aparentemente inocente, me ofrezco a ayudar a todo el mundo y busco de persuadir más que de intimidar. Sí, soy un “bueno” sin remedio, un paladín de la justicia, y se me dificulta probar las mieles de la maldad, de joder a los personajes, de ayudar a los malos intencionalmente, de hacerme el brabucón. Es mi forma de jugar, para que me voy a mentir.

Y no soy el único, hay muchas personas que le pasa exactamente lo mismo, sea de un lado o del otro, que le resulta difícil poder jugar de otra forma distinta a la acostumbrada cuando tiene elección de hacerlo. Al parecer la alineación no es del todo una elección, o no una elección que uno tome cada vez que juega, sino que es una forma de interactuar con los juegos, como la preferencia de algún arma en un juego de disparos, el estilo de corredor en juegos de carreras o de peleador en los de peleas.

skyrim

Pero siempre es bueno probar nuevas opciones, lo que ocurre que no es lo mismo correr una carrera con un personaje que no se adapte a nuestro estándar que jugar todo un RPG adaptándonos a un estilo de juego que no es el nuestro. En el primer caso solo serán unos cuantos minutos, pero en el otro caso debemos mantenernos constantes durante mucho tiempo, jugando de forma distinta a la que acostumbramos. Ahora que lo pienso, la mayoría de RPG no nos premian lo suficiente por mantener nuestra constancia como personaje, por hacerlo coherente durante la aventura.

De hecho ahora me entra una duda, ¿Los diseñadores incluyen diferencias significativas si elijo jugar de una u otra forma?, es que pensándolo bien, creo que los eventos siempre serán más o menos los mismos independiente de como juguemos, perdiendo una oportunidad para invitar al jugador a rejugar desde otra perspectiva. Quizás ni la propia elección inicial de raza o clase de esa opción de estar viviendo, o jugando, otro pedazo de la historia.

Haré un esfuerzo para jugar de nuevo Skyrim una vez lo pase, para, esta vez sí, probar con siendo malo, y poder saber si estoy equivocado o no, claro que un solo juego no hablara por todos, pero tengo mis sospechas de que así será. Igualmente los invito a sacarme de mi error si es así, si han jugado algunos juegos de ambas formas, obteniendo resultados distintos y justificando la segunda pasada. Queda pendiente un artículo sobre lo que resulte de este “experimento”.

Haikel Mustafa

Escribo sobre lo que me gusta, estoy en esto de los blogs desde 2007. En la actualidad participo como diseñador lúdico en algunos proyectos y entre toda mi locura estudio para ser psicólogo :D

Mis articulos - Mi sitio

Sígueme en:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusYouTube

468 ad